Cataratas por traumatismo

DACRIOCISTITIS

La dacriocistitis es la inflamación del saco lagrimal como consecuencia de la obstrucción de la vía lagrimal a causa generalmente de un proceso infeccioso, aunque también puede deberse a un traumatismo nasal, la existencia de pólipos nasales, una desviación del tabique nasal, una rinitis hipertrófica, una hipertrofia del cornete inferior o un trastorno congénito. En cualquiera de los casos esta patología hace que las lágrimas no puedan ser drenadas hacia la nariz y, por tanto, se acumulen hasta derramarse al exterior del ojo.

síntomas

Además del inevitable lagrimeo, al que se conoce como epífora, la dacriocistitis aguda puede cursar con enrojecimiento y edema que puede tener secreción en el párpado inferior, dolor, conjuntivitis y fiebre ocasional.


Cuando es crónica, el único síntoma apreciable puede ser la inflamación del saco lagrimal y el subsiguiente lagrimeo. En ocasiones, al presionar sobre el saco inflamado se puede producir una excreción purulenta y formarse un absceso que, en caso de romperse, se convierta en una fístula con supuración.

tIPOS

Hay que diferenciar tres tipos de dacriocistitis:

  • Del recién nacido. Puede estar causada por un estrechamiento u obstrucción congénitos del conducto lagrimal por la existencia de una membrana que dificulta o impide el drenaje de las lágrimas.
  • Aguda. Se produce de forma repentina, con la aparición de una inflamación de la zona situada entre el ojo y la nariz.
  • Crónica. Se produce de forma recurrente y el lagrimeo es continuo.

 

Tratamiento

La dacriocistitis debe tratarse lo antes posible para evitar posibles complicaciones mediante la aplicación frecuente de compresas calientes sobre la inflamación y el uso de antibióticos (sistémicos y/o tópicos), cuya elección se realizará tras practicar un cultivo y un antibiograma.

 

En caso de que se llegue a formar un absceso será necesario proceder a drenarlo practicando una leve incisión sobre el mismo.


tratamiento y CIRUGÍA

Si fracasa el tratamiento con antibióticos y antiínflamatorios o si la dacriocistitis se cronifica y se producen episodios recurrentes,  se deberá optar por la cirugía, pudiéndose utilizar diferentes técnicas:

  • Cánula quirúrgica del conducto lagrimal. Se utiliza habitualmente en el caso de niños con dacriocistitis recurrente para eliminar la obstrucción del conducto lagrimal haciendo pasar por él un cable muy fino.
  • Dacriocistorrinostomia. Se crea un nuevo conducto para el drenaje entre el saco lagrimal y la nariz.
  • Dacriocistectomía. Se extirpa una parte o la totalidad del saco lagrimal. 

Resultados de la operación

En el 90% de los niños que sufren esta patología ocular, la causa de la obstrucción de las vía lagrimal suele desaparecer por sí sola entre los 9 y los 12 meses de edad con el tratamiento de la patología del sistema respiratorio superior.  


En el resto de la población, el tratamiento antibiótico suele ser efectivo en la mayoría de los casos. No obstante, cuando se trata de dacriocistitis crónica la cirugía es el tratamiento de elección.


pídenos cita ahora

Déjanos tus datos

Nos pondremos en contacto contigo

Llámanos por teléfono

O si lo prefieres te llamamos nosotros:

985 240 141

estamos en

Oviedo

Avenida Dres. Fernández-Vega 34 33012, Principado de Asturias (ESPAÑA)

Madrid

C/ Príncipe de Vergara 131, 28002, Madrid (ESPAÑA)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.