¿Cómo cuidar los ojos de una futura mamá?

10/02/2015
Los cambios hormonales producidos por el embarazo pueden afectar también a la vista de la madre; es importante tener en cuenta una serie de factores en esta época para cuidar nuestra salud visual.

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer cambia para para permitir el desarrollo del feto en el útero y para adaptar el cuerpo para el nacimiento del bebé (cambio en caderas, pecho etc.). Todo esto se produce mediante señales en su mayoría de hormonas y factores de crecimiento que tienen su efecto en los órganos diana. Por ejemplo, crece el pecho, hay mas laxitud en las caderas, hay modificaciones cardiacas y esos mismos factores de crecimiento actúan sobre otros órganos, como el ojo.

De esta forma, puede crecer el ojo (si crece 1 milímetro de longitud antero-posterior, a la futura mamá le subirán 3 dioptrías de miopía). Aproximadamente a una de cada cinco mujeres se le modifica la refracción y se hace más miope. Otros cambios en la calidad de visión pueden deberse a modificaciones en la transparencia del cristalino o a cambios retinianos. Pero el embarazo, a parte de la satisfacción de traer un nuevo ser a este mundo, también produce cambios en la madre para proteger al feto de ciertas enfermedades. Por ejemplo, determinadas enfermedades autoinmunes (como la uveítis) suelen dar menos brotes durante el embarazo y la lactancia.

Los cambios suelen ser transitorios y en general después del embarazo y la lactancia todas las modificaciones en el cuerpo vuelen al estado anterior. Sin embargo, al igual que las madres refieren cambios después del embarazo "que no vuelven a su ser", también pueden quedarse estas modificaciones en los ojos de forma permanente (y necesitar gafas o lentes de contacto nuevas).

Cuándo hacer revisiones

Las revisiones oftalmológicas deben realizarse periódicamente incluso en los pacientes sanos. Si hay factores de riesgo como antecedentes familiares de glaucoma o patologías oculares conocidas, estas deben ser seguidas de forma adecuada. En las futuras mamás miopes se recomienda revisar el fondo de ojo para descartar lesiones retinianas, ya que estas pacientes las tienen con más frecuencia y por ello las revisiones se deben de hacer preferiblemente antes del embarazo. Recuerden además que los colirios que usamos los oftalmólogos en la exploración o en los tratamientos pueden afectar al feto y al lactante.

Protección especial durante el embarazo

1. Protéjase de posibles agentes tóxicos (contaminación industrial, agentes volátiles, humo del tabaco o agentes infecciosos).

2. Si es usuaria de lentes de contacto, debe limitar su uso a lo imprescindible o sencillamente usar las gafas. El riesgo de una infección asociada a las lentillas es mucho mayor y más difícil de tratar durante el embarazo.

3. Si es usted diabética, además de lo anterior, extreme el control de la enfermedad metabólica para que no haya descompensación ni aumente el riesgo de patología ocular.

pídenos cita ahora

Déjanos tus datos

Nos pondremos en contacto contigo

Llámanos por teléfono

O si lo prefieres te llamamos nosotros:

985 240 141

estamos en

Oviedo

Avenida Dres. Fernández-Vega 34 33012, Principado de Asturias (ESPAÑA)

Madrid

C/ Príncipe de Vergara 131, 28002, Madrid (ESPAÑA)

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.