Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Oculoplastia

2

El Instituto Oftalmológico lleva ofreciendo sus servicios en Oviedo más de 130 años. Cinco generaciones de oftalmólogos han atendido y atienden alrededor de 110.000 pacientes al año, lo que convierte al centro en una referencia a nivel nacional e internacional.

Los avances médicos se han ido sucediendo a lo lardo de todo este tiempo y el Instituto siempre ha estado a la vanguardia de la tecnología y del conocimiento, apostando por la innovación y por nuevas técnicas quirúrgicas que sean cada vez menos invasivas. Siguiendo ese compromiso, se creó el área de Oculoplastia dedicada al tratamiento de las estructuras que rodean el ojo (párpados, vías lagrimales y órbita).

Entre las patologías más comunes que atiende el equipo de oculoplastia se encuentra la obstrucción en las vías lagrimales, una patología que, en el caso de los adultos, puede ser debido a causas como inflamación crónica de la superficie ocular, tratamientos crónicos con colirios antiglaucomatosos, alteraciones a nivel de las fosas nasales, traumatismos, etc.

Existen diferentes maneras de tratar una obstrucción de las vías lagrimales entre los adultos, dependiendo siempre del cuadro clínico, de la localización y de las circunstancias de cada paciente. Una de ellas es la dacriocistorrinostomía endoscópica, una técnica rápida con poco trauma en los tejidos, sangrado mínimo, que permite una buena visualización de las estructuras nasales y no deja cicatrices externas. Cuando no se puede llevar a cabo esta técnica se realiza una DCR externa con muy buenos resultados funcionales, totalmente comparables a los de la técnica endoscópica, con o sin láser.
Otra de las patologías que trata el servicio de Oculoplastia del IOFV es la malposición de los párpados. Existen distintos tipos, siendo una de las más comunes la caída del párpado superior. El origen de estas malposiciones puede ser congénito, adquirido por el paso de los años, por alteraciones en la musculatura del párpado o de origen traumático. En todos los casos, el tratamiento es siempre quirúrgico: una pequeña intervención para reforzar el músculo elevador del párpado y devolverlo a su posición original.

También hay pacientes que acuden al área de Oculoplastia porque quieren mejorar su aspecto estético debido a que tienen un exceso de piel o bolsas en los párpados. Estos problemas se pueden corregir mediante pequeñas cirugías, tanto en los párpados superiores como en los inferiores.

Ante esta demanda el Instituto ha incorporado a sus servicios el tratamiento de lifting Ultherapy, un tratamiento que tensa la piel de alrededor de los ojos, cuello y el rostro de forma natural, en tan solo una sesión de entre 90 y 120 minutos sin cirugía.
Ultherapy es un dispositivo de ultrasonido, líder mundial en aplicaciones médicas y estéticas no invasivas, el complemento idóneo para cubrir las necesidades estéticas de los pacientes de la clínica.