Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Ver los sonidos o escuchar los colores: así es la sinestesia

0

Quizás nunca hayas oído hablar de ella, pero es más común de lo que imaginamos. La sinestesia es una variación no patológica de la percepción humana, según la definición científica. Con ella se evocan sensaciones en otro órgano de los sentidos distintas al que se estimula. Esto significa que, por ejemplo, la persona sinestésica puede ver colores al escuchar música, asociarlos a números o letras o percibir sensaciones gustativas al tocar una textura determinada. Sin duda, es una explosión de sentidos que sorprende a quien no le ocurre.

Según un estudio de la Universidad de Edimburgo, se calcula que una de cada 100 personas son sinestésicas. En España, en una investigación dirigida por la Universidad Complutense de Madrid, se determinó que el 13,95% de la muestra estudiada presentaba alguna modalidad de sinestesia.

Es el caso de los pintores Paul Klee o Wassily Kandisnky, los escritores Marcel Proust y, Arthur Rimbaud y la actriz Marilyn Monroe. Entre los artistas actuales se le atribuye esta cualidad a Steve Wonder, Lady Gaga y Pharrell Williams. Además, el científico Albert Einstein decía contar con habilidades matemáticas basadas en la sinestesia.

¿Por qué ocurre la sinestesia?

La sinestesia tiene un alto carácter hereditario. Por ello, es posible que les ocurra a varios miembros de la misma familia.

Además, según los expertos, se produce por la interacción de condiciones genéticas con experienciales. De hecho, los estudios apuntan a que existen mecanismos neurofisiológicos diferentes en el cerebro de las personas sinestésicas.

Sin embargo, a pesar de las causas mencionadas anteriormente, el mecanismo por el que ocurre no está del todo determinado. El anterior estudio mencionado de la universidad madrileña determinó que la sinestesia era independiente de variables como el sexo, edad, nivel educativo o ser diestro o zurdo.

Aun así, en la actualidad, se están realizando nuevas investigaciones para saber más sobre este fenómeno.

¿Qué tipos de sinestesia existen?

Hay muchas clases. Algunos expertos han identificado más de 80 tipos de sinestesia hasta el momento. Ahora bien, los más comunes son:

  • Sinestesia auditivo-visual: también conocida como Chromestesia, se trata de percibir un color al escuchar un sonido.
  • Sinestesia grafema-color: en este caso, se asocia un color específico a signos, letras o números.
  • Sinestesia tacto-sabor: consiguen apreciar por un sabor al tocar un objeto con una textura determinada.

También existen otras asociaciones frecuentes con la visión de colores como danza-color, olor-color o dolor-color. Incluso hay quienes lo relacionan con secuencias espaciales y perciben, por ejemplo, los meses del año ordenados en un círculo. Otros casos algo menos comunes de sinestesia es relacionar sonidos con olores o saborear colores.

¿Cómo afecta en el día a día?

Este fenómeno no significa que las personas sinestésicas mezclen los sentidos. Perciben los estímulos igual que otra persona, es decir, las imágenes se ven y los sonidos suenan. Sin embargo, añaden un atributo sensorial más de forma totalmente automática e involuntaria.

Por lo general, ser sinestésico es algo natural y no afecta en nada en la rutina diaria. Ahora bien, algunas personas en situaciones de alta estimulación sensorial sí pueden padecer una sobrecarga momentánea de estímulos. Sin embargo, la sinestesia es solo una cualidad más que hace quien la tenga vea el mundo de una forma diferente.